ambiente

César García Urbano: La visión sustentable del espacio

El promotor inmobiliario asegura que cada día la construcción de espacios turísticos está orientándose a proteger el medio ambiente manteniendo altos estándares de calidad


Hasta hace algunos años, el uso de infraestructuras edificadas pensando en el respeto al medio ambiente no era un tema que considerar al momento de hacer turismo.

Pero en la última década eso ha cambiado. Ahora existe una mayor conciencia social que apunta a opciones turísticas ecológicas, con complejos integrados eficientemente desde el punto de vista arquitectónico, de ingeniería y del sitio donde se encuentran.

Cesar Garcia Urbano Taylor Vision sustentable turismo

Así lo explica César García Urbano Taylor, miembro de la Corporación Inmobiliaria SMA, quien asegura que esto se da por un tema generacional, ya que los integrantes de la conocida Generación Z han generado un impacto positivo sobre las generaciones anteriores, como los Baby Boomers, los Millennials y la Generación X.

“La energía solar, la luz, el viento, el calor y el frío, las plantas, el agua, los colores y materiales autóctonos son los principales elementos destinados a dar la base conceptual de los proyectos turísticos últimamente desarrollados en el mundo, mientras la tendencia de los existentes, indistintamente de su antigüedad, es hacia la refacción de sus espacios eliminando los agentes contaminantes, mientras reducen el consumo innecesario de cualquier energía, demostrando a los usuarios que cualquier acción humana cotidiana, desde el uso del jabón, hasta el tiempo y volumen de agua para ducharse, deben sujetarse a un criterio sostenible de los recursos”, sostiene César García Urbano en su artículo publicado en la revista Entre Rayas.

Confortabilidad

Agrega, además, que “confortabilidad” ya no se orienta a la ostentación de los espacios, sino a un estilo de vida en sano equilibrio con el entorno. En este vertiginoso tornado de cambios, los usuarios se han desprendido de muchos artículos y buscan recuperar la naturalidad de las áreas.

“Paneles solares, reguladores del uso de la temperatura del agua y del aire acondicionado, aislantes inteligentes, cerramientos cuya conformación molecular se adapta a las condiciones del medioambiente, a través de un funcionamiento basado en la memoria de protección de los extremos inconfortables de algunos agentes externos, regulando su impacto en la vida por transiciones químicamente naturales hacia las áreas internas”, prosigue en su escrito.

Ciudades como Viena, Zúrich, Múnich, Vancouver, Copenhague, Auckland, Ginebra, Dusseldorf o Frankfurt marcan la pauta al establecer claras reglas en esta materia. Proyectos como The Crown Plaza Towers en Dinamarca, Deintree Eco Lodge en Australia, Chumbe Island Coral Park en Tanzania, Stratton Hotel en Inglaterra o el Gaipa Napa Hotel en California, son claros ejemplos de infraestructuras construidas a partir de un diseño ecológico.

Finalmente asegura que, en un futuro, la formación de arquitectos e ingenieros irá más allá de lo técnico o lo artístico, llegando a inspirarlos a levantar obra enfocada en lo natural, en el equilibro y la sustentabilidad de cada proyecto.

Etiquetas