ArtículoEmpresas venezolanas

La Hacienda Santa Teresa es una opción para distraer a la mente del estrés cotidiano

Con la Ruta Santa Teresa conocerás a fondo el trabajo de la hacienda de rones más antigua de Venezuela


Desconectarse de la rutina es parte vital de nuestro día a día, en un mundo cada día más exigente y cargado de estrés.

La posibilidad de ir a una playa paradisíaca, o un viaje a la cúspide una montaña quizá no este a tu alcance (financiero o de tiempo), pero existen opciones cercanas a ti que puedes seguir en cualquier fin de semana, como un recorrido en la Hacienda Santa Teresa.

Aquellos que han recorrido la Autopista Regional del Centro han sabido reconocer los imponentes Chaguaramos que se elevan sobre la planicie en el estado Aragua. Es el hogar de uno de los más antiguos y reconocidos rones del país: Santa Teresa, que preside Alberto Vollmer.

Fundada en 1796, esta hacienda rebosa frescura bajo los enormes árboles que cobijan el área principal, donde se ubica la antigua estación de tren El Consejo.

Caminando desde la entrada se aprecian áreas comunes para disfrutar de un buen trago, un viejo vagón que reposa sobre los rieles y una taquilla para acceder a las diversas opciones de entretenimiento que ofrece la hacienda a sus visitantes.

Lo más ideal es disfrutar de La Ruta Santa Teresa, un paseo de hora y media para conocer la hacienda, el proceso completo para la elaboración del ron y la filosofía de trabajo que crearon basados en el rugby.

Durante el recorrido puedes ver la cruz de Aragua, esa gran formación de palmeras gigantes cuyos verdes contrastan con el azul del cielo, y donde se realiza la primera parada para conocer la importancia y simbología de estos chaguaramos para todos los integrantes de la hacienda, el proceso de la zafra y dar una primera mirada al significado del rugby.

El recorrido se hace bastante ameno con las actividades dirigidas, inspiradas en el rugby y las explicaciones que brinda el guía. Cada parada está destinada a descubrir un proceso que hace posible la obtención de este ron de talla mundial: la fermentación, destilación y añejamiento.

La mejor parte: ir degustando cada tipo de ron y brindar por la alegría de un día diferente y único.

Y claro, no puedes terminar un día en la Hacienda Santa Teresa sin conocer el Proyecto Alcatraz, un programa de reinserción de jóvenes con problemas de conducta, que promueve valores y mentalidad de éxito a través de la práctica del rugby.

Despeja tu mente y disfruta de una día único e inigualable en la Hacienda Santa Teresa, perfecto para sacar de tu mente la cotidianidad del día a día y recargarte de buenas energías.

Etiquetas