Artículo

Leopoldo Lares Sultán y las indemnizaciones en caso de siniestros

Un siniestro es, según las empresas aseguradoras, un daño que ha sufrido una mercancía, un bien asegurado o incluso la muerte de una persona asegurada. La palabra tiene grandes connotaciones negativas, y es por eso que algunos prefieren llamar a estos casos ‘reclamos’.

Comenta Leopoldo José Gregorio Lares Sultán, asesor de Universal de Seguros, que el término es en realidad lo menos importante acá. De lo que sí habría que hablar es de la indemnización… o sea, de la compensación del daño asegurado y la obligación que asume el asegurador en cumplimiento de un contrato bilateral oneroso.

Ahora bien, ¿sabes cuáles son las consideraciones a tomar en cuenta a la hora de hablar de los derechos de todo asegurado a la indemnización? Ellas son: Que la causa del daño este previsto en las condiciones de la póliza, que exista la presencia de la pérdida o daño de la cosa asegurada, que se hayan cumplido las condiciones establecidas en el contrato, que exista ausencia de hecho doloso o culpa intencional del asegurado.

En el caso de los seguros de personas, las indemnizaciones tienen las siguientes características:

  • Las fijan libremente las partes.
  • Pueden enriquecer al asegurado.
  • Generalmente, la cantidad a pagar se fija previamente.
  • La contraprestación consiste en el pago de un capital o de una pensión vitalicia.

Hablando de los seguros de bienes, las indemnizaciones tienen estas particularidades:

  • Porque debe ser igual al daño asegurado.
  • Porque no puede ser fuente de enriquecimiento.
  • La cantidad a indemnizar no se conoce previamente.

Leopoldo Lares Sultán explica que muchos factores influyen en la apreciación de la indemnización del seguro de cosas, y entre ellos están tanto la cantidad por la cual se asegura el bien como el valor del objeto en el momento del siniestro, pasando por el valor de la pérdida o deterioro.

Tres posibilidades se consideran en el estudio de la cantidad asegurable para medir la indemnización: que la cantidad asegurada es equivalente al valor del bien asegurado, que la cantidad asegurada es inferior al valor del bien asegurado (infraseguro), y que la cantidad asegurada es superior al valor del seguro (supraseguro).

Infraseguro: Cuando ocurre un siniestro se debe aplicar la regla de la proporcionalidad para calcular el monto de la indemnización prevista en el artículo 555 del Código de Comercio: Si un bien está asegurado en Bs. 200.000, posee un valor de Bs. 300.000, y los daños ascienden a Bs. 196.000, el asegurador pagará 196.000 x 200.00/300.000 = 130.666

Este resultado es así por la imposibilidad del asegurador para determinar qué parte le corresponde indemnizar y por la negligencia del asegurado por no haber asegurado el bien por su valor real. Lares Sultán indica cuáles son algunas de las obligaciones fundamentales del asegurado después del siniestro:

  • Adoptar las medidas necesarias para salvar o recobrar las cosa aseguradas o para conservar sus restos.
  • Dar aviso al asegurador en el menor tiempo posible del hecho ocurrido.
  • Declarar los otros seguros contratos sobre el mismo bien con el fin de realizar el pago proporcional de acuerdo a la participación de cada uno.
  • Probar la existencia de todas las circunstancias y hecho que han rodeado el siniestro tales como: valor, volumen y preexistencia de los bienes con el fin de establecer la responsabilidad del asegurador.
Etiquetas