EconomiaInnovaciónVenezuela

Fedecámaras se opone al sistema biométrico

Fedecámaras se opone al sistema biométrico como solución al desabastecimiento
Las captahuellas en supermercados comenzarán a funcionar en noviembre.

Contrabando y falta de producción nacional son algunos de los desequilibrios macroeconómicos que impiden surtir adecuadamente al mercado en opinión de Jorge Roig, presidente de Fedecámaras. El organismo gremial se opone al sistema biométrico planteado por el Gobierno como solución al desabastecimiento del país, un problema que ha sido reconocido por el propio Banco Central de Venezuela en sus estadísticas.

Roig considera que el empleo de máquinas captahuellas en comercios públicos y privados para controlar la venta de productos de la cesta básica sofisticará los mecanismos de corrupción en Venezuela, lo que beneficiará a quienes actúan al margen de la ley.
Fedecámaras, a juicio de Roig, no puede estar a favor de la idea de limitaciones en cuanto a la posibilidad de que un usuario compre la cantidad de productos que considera necesarios para satisfacer su demanda. El representante del empresariado privado considera que el Gobierno ha demorado en tomar algunas decisiones de orden económico por diferencias internas. El gremio recomienda al Ejecutivo nacional cancelar lo antes posible la deuda externa de Venezuela, que asciende a 5.000 millones de dólares y vence en octubre.
Nicolás Maduro, presidente de la República, considera que el sistema biométrico devolverá la libertad a los consumidores, pues la medida busca combatir a los contrabandistas.

 

Etiquetas

Te puede interesar

Close