empresas

APRENDE | Tips a evitar si estás en el negocio de las ventas inmobiliarias

El mundo de la venta de propiedades es altamente competido, lo que dificulta a algunos vendedores crecer y mejorar

 

Pueden ser muchísimos los factores que inciden en que un negocio inmobiliario no funcione.

Aquí César Urbano Taylor, miembro de la Corporación Inmobiliaria SMA te trae aquí algunas variables que han impedido a muchos agentes inmobiliarios prosperar en el complicado negocio de vender propiedades.

Carencia de un plan financiero

Los agentes inmobiliarios comunes subestiman la importancia de cada cierre para ese plan financiero.

Debes asegurarte de que no solo pagará los gastos que tengas, sino que también crearás libertad financiera para ti y tu familia. Si estás entrando en el negocio, comenzarás a intentar cerrar más negocios y dejarás de infravalorar el esfuerzo, energía y entusiasmo que vas a necesitar para llevar a un negocio a buen puerto.

Falta de Punch

Son escasos los vendedores que cierran frecuentemente grandes negocios.

El don de vender una propiedad no es algo con lo que se nace, es una habilidad que se va aprendiendo con el tiempo, hasta dominar todos los trucos que te harán ser suficientemente atento para detectar el momento preciso para convencerlos.

Si llegas con un discurso prefabricado será tu condena ya que toda palabra que se salga de contexto te hará titubear e irás a un viaje sin regreso al fracaso.

En algunas ocasiones en buena idea “cocinar el trato a fuego lento” para poder saber cuál es la llave para destrabar la negociación.

Lidiar con quejas…

En la gran mayoría de los casos, las ‘objeciones’ de algunos clientes son simples quejas que hacen de forma automática en la vida.

Cuando ves una queja como una objeción, la conviertes en algo que no es. Para ello, toma esa observación como si se tratase de una queja hasta lograr aclarar que es lo que quieren decir.

Si en cualquier caso no logras cerrar el negocio no es algo para preocuparse. A fin de cuentas, no serás ni el primero ni el último, pero iras obteniendo la experiencia necesaria para evitar otros errores.

 

Etiquetas