Gerencia venezolana

Conoce loas 15 secretos de las personas productivas

En realidad, algunos tienen una capacidad para gestionar su tiempo fuera de lo común que les permite abarcar más actividades que el resto de los mortales.

Pensar en minutos, no en horas

La mayoría de las personas seccionamos nuestro horario en horas y medias horas. Las verdaderamente productivas saben que cada día tiene 1440 minutos y que todos y cada uno de ellos cuentan. Como se suele decir, imagine que cada día le dan US$1440 para gastarlos en lo que usted quiera; eso sí, los que no gaste desaparecerán al terminar el día. Pues lo mismo sucede con los minutos: el dinero se recupera, el tiempo no.

Se centran en una sola cosa

Las personas híper productivas saben reconocer su “Most Important Task” (tarea más importante) y trabajan en ella una o dos horas cada mañana, sin interrupciones. Hay que invertir la primera parte del día trabajando en nuestra prioridad número uno.

No usan una lista de cosas que hacer

Tire a la papelera su lista de cosas que hacer y cómprese una agenda o un calendario. Según estudios, el 41% de las cosas que incluimos en este tipo de lista nunca las llegamos a hacer, y todas esas tareas incumplidas sólo generan estrés e insomnio. Lo mejor es utilizar un calendario en el que estructurar tu día en bloques de 15 minutos.

Luchan contra la postergación viajando en el tiempo

Uno no puede confiar en su “yo” futuro, por eso mejor no autoengañarse: si te compras esa carísima elíptica para tu casa, probablemente dentro de seis meses no la hayas tocado más que un par de veces; si llenas la nevera de verdura para comer sano toda la semana, probablemente el domingo estarás tirando a la basura gran parte porque ya está pasada. La gente productiva sabe adelantarse a sus auto-sabotajes futuros con realismo, y tratan de buscar soluciones.

Siempre hay algo más que hacer, algo más que debería estar hecho, algo más que podría haberse hecho. Pero las personas productivas saben que no todo en la vida es trabajo, por eso distribuyen sus 1440 minutos en cada una de las áreas importantes: trabajo, pero también familia, ejercicio y hobbies.

Usan un cuaderno de notas

El multimillonario Richard Branson, fundador de Virgin Group, ha dicho en más de una ocasión que no habría podido levantar su imperio sin una simple libreta que lleva consigo allá a donde va. Según él “esta es una lección que vale un millón de dólares y que no enseñan en las escuelas de negocio. Anótalo todo”.

Revisan su bandeja de entrada pocas veces al día

Las personas realmente productivas no están constantemente refrescando su email, ni contestan a cada vibración o sonido que emite su teléfono móvil. En cambio, programan unos determinados momentos para comprobar su bandeja de entrada de forma rápida.

Evitan las reuniones por todos los medios

Las reuniones suelen ser verdaderas asesinas de tiempo: empiezan tarde, reúnen a la gente equivocada, vagan sin llegar al asunto central y se prolongan horas y horas. Las personas productivas evitan tener reuniones cada día y, sin son imprescindibles, se aseguran de que no se alarguen más allá de lo estrictamente necesario.

Dicen “no” a casi todo

Warren Buffett dijo una vez: “La diferencia entre las personas exitosas y las personas muy exitosas es que las segundas dicen que no a casi todo”. Si algo no es un rotundo y mayúsculo SÍ, entonces debe ser un no. Recuerde: sólo tiene 1440 minutos. No los gaste innecesariamente.

Siguen la fórmula 80/20

Conocido como el Principio de Pareto, en la mayoría de casos el 80% de los resultados proceden de sólo el 20% de las actividades. Las personas productivas saben qué actividades conducen a los mejores resultados, y se fijan en ellas ignorando el resto.

Delegan prácticamente todo

Las personas productivas no preguntan “¿cómo puedo hacer esta tarea?”, sino “¿de qué manera puede estar hecha esta tarea?”. Prescindir del “yo” lo máximo posible es lo que hacen las personas productivas, ya que es imposible estar en todas partes haciendo todo al mismo tiempo.

Crean “días temáticos”

Por ejemplo, el lunes es el día de las reuniones y el viernes el día de los asuntos administrativos para hacer balance y preparar la semana siguiente. Agrupe su trabajo para maximizar su eficacia y eficiencia.

Tocan las cosas una sola vez

¿Cuántas veces has comenzado a redactar un email, para después guardarlo en la carpeta de borradores y continuar más tarde? Las personas productivas siguen la regla de tocar las cosas una sola vez. Si es algo que va a ocupar cinco o diez minutos, lo dejan hecho en ese momento, sin posponerlo para luego. Ello reduce el estrés ya que podrán eliminarlo de su mente, y es más eficaz desde el punto de vista del tiempo porque no tendrán que perder minutos en releerlo y evaluarlo después de nuevo.

Son constantes en su rutina matutina

Una de las cosas que más llamó la atención de Kruse mientras realizaba estas entrevistas fue cuántas de las 200 personas querían compartir con él su rutina de las mañanas como algo verdaderamente importante: un buen desayuno, estiramientos, algo de ejercicio, leer el periódico.

La energía lo es todo

Es imposible que el día tenga más de 1440 minutos, pero sí puede aumentar su energía, lo que aumentará su atención, su capacidad de toma de decisiones y, por encima de todo, su productividad. Las personas altamente productivas no se saltan comidas, horas de sueño o descansos para conseguir más, más y más. En lugar de eso, ven la comida como gasolina, el dormir como recuperación y las pausas como algo necesario para los “sprints” de trabajo.

Etiquetas

Te puede interesar

Close