Gerencia venezolana

Conozca cómo cultivar la alegría desde su empresa.

Hablar de felicidad es una prioridad. Ver a diario personas cabizbajas en la oficina nos lleva a ver de cerca este tema.

Cuando se habla de juntar las palabras gerencia y felicidad conlleva a hacer una serie de estudios que ayudan a entender que las miramos como proceso y no como el resultado de ciertas acciones.

 “Ser felices para trabajar, no trabajar para ser felices”.

No siempre la felicidad es tener buen salario o buen ambiente laboral, por lo tanto, las empresas deben hacer un esfuerzo para motivar a sus empleados a trabajar pensando en el tiempo que dedican a su familia, para lograr la felicidad personal y una mayor productividad. Es decir, la felicidad debe convertirse en una ética de trabajo.

Es tarea fácil ver si alguien está feliz o no en su trabajo, en su productividad, adaptabilidad, creatividad, calidad, innovación e incluso comunicación y lenguaje corporal se evidencia.

Actualmente las personas más felices del mundo según ‘The World Happiness Report’ viven en Dinamarca, seguido de SuizaHolanda Suecia. Esto se supo por un estudio realizado en 156 países, basado en la esperanza de vida, libertad, PIB per cápita, libertad para tomar decisiones y generosidad.

A nivel de América Latina, Costa Rica se encuentra a la vanguardia del nuevo continente, pus se ubica en la posición número 12, mientras que Colombia está en la casilla 35 de la lista. Nos falta mucho para llegar al top ten de la felicidad integral.

En conclusión, se cumple el lema “Si tú estás feliz, yo lo estoy”. Si esto ocurre, los ciudadanos son cada vez  más productivos, tienen mejores salarios y en general son mejores personas. Si se trabaja desde la base, los niños, se puede sembrar felicidad.

Etiquetas

Te puede interesar

Close