Gerencia venezolana

Para debatir un rato: ¿Te gustan jefes o jefas?

Liderazgo masculino: ¿sigue siendo un factor dominante en el mercado?

La encuesta realizada por la multinacional líder en soluciones de Recursos Humanos Adecco, dejó mucha tela para cortar. Y es que la preferencia de empleados por tener jefes hombres, trajo secuelas impensadas.

Los encuestados optan por tener un jefe hombre, por factores como liderazgo (45 %), competitividad (31%), organización (9%), y responsabilidad y humanidad con un porcentaje semejante (7%).

Dentro de las características menos destacadas, los hombres fueron calificados como emocionales por el 2 % de las personas.

Y las mujeres…

Sin embargo, el estudio reveló que las mujeres tienen atributos que compensan ciertas “debilidades” de los jefes hombres: organización (34%), liderazgo (22%), humanidad (17%) y  emocionalidad y responsabilidad (10%).

¿Entonces?

Dentro de las interrogantes, se hizo la pregunta -obligada- para saber si un jefe es más “mandón” cuando es hombre o mujer: 66,2 % piensa que son las mujeres.

Al respecto,Camilo Rico, consultor de Adecco, dice lo siguiente:

“Esta percepción demuestra que la inserción de las mujeres en el mundo laboral desde el siglo pasado, se da a partir de la asunción de un liderazgo masculino, centrados en la supervisión, el control y la unidireccionalidad de las órdenes. Además, esta percepción nos abre la puerta al presente y el futuro del mundo laboral: Diseñar organizaciones que tengan en cuenta los atributos femeninos, que tengan en cuenta el rol de la mujer en la familia y la sociedad, y que sean flexibles, incluso redefiniendo los modelos de liderazgo actuales”.

¿Y es mejor laborar con chicos o chicas?

“Este estudio demuestra la necesidad de complementar los modelos de liderazgo femenino y masculino, ya que los equipos altamente efectivos son aquellos capaces de tener personas con estas dos habilidades, o competencias complementarias, aprovechando la diversidad como su mayor ventaja competitiva. Es decir, lo fundamental es que los dos estilos de liderazgo se complementen, independiente del género, pues dependiendo de las situaciones y retos laborales puede ser más efectivo uno que otro”.

Etiquetas

Te puede interesar

Close