Gerencia venezolana

Te presentamos al Leasing

Siempre hay un plan b para invertir

En ocasiones comprar nuevos activos puede afectar la capacidad financiera de las personas u entidades. He ahí la razón de aplicar el leasing.

Es una opción de arrendamiento a tener en cuenta, ya que permite contar con equipos nuevos sin gastar grandes sumas de dinero ni comprometerse con un crédito.

¿Cómo funciona?

Es un contrato donde el arrendador, generalmente es el Banco, traspasa el derecho a usar un bien a cambio del pago de una cuota mensual por un tiempo determinado. Al término del mismo, el arrendatario tiene la opción de comprar el bien pagando un precio determinado, devolverlo o renovar contrato.

A través del leasing se puede comprar maquinarias, contenedores, herramientas, equipos electrónicos, médicos y de construcción, imprentas, computadoras, software, flotillas vehiculares, etc.

Tiene sus ventajas: la flexibilidad, que el cliente tiene para establecer los pagos en función de su flujo de caja y la vida útil del activo. Adicionalmente protege contra la inflación, esto porque disfruta del bien en el acto, por un costo fijo, a pesar que el producto pierda valor con el tiempo.

En el caso de una empresa les facilita los procesos administrativos contables, dado que se evita el cálculo de la depreciación y la evaluación de activos fijos a la empresa.

“En Cathay tramitamos el leasing de forma ágil y la flexibilidad en el leasing es tal, que es descrito como un medio de financiación individualizado, a su medida. Al terminar el contrato y una vez finalizado el pago del valor a convenir con la arrendadora, el usuario adquiere el título de propiedad del bien. En el caso de vehículos, la propiedad se transfiere cuando se cancela definitivamente el pago de la última cuota”,dijo Hazel Madrigal, jefa del departamento de leasing de Banco Cathay.

Etiquetas

Te puede interesar

Close