Responsabilidad Social Empresarial

José Manuel Mustafá Flores: la dieta correcta según tu trabajo te hará mejor profesional

Jose Manuel Mustafa Flores - Alimentación en el trabajo
Jose Manuel Mustafa Flores – Alimentación en el trabajo

El bienestar personal va de la mano con un buen desempeño en el área de trabajo. Una persona con déficit alimenticios tendrá problemas para mejorar su calidad de vida. Una alimentación monótona, carente de los nutrientes correctos, abre paso a la aparición de síntomas físicos (cansancio, disminución de los reflejos, etc.) y psíquicos (desinterés, mal humor, etc).

El tipo de trabajo, sostiene José Manuel Mustafá Flores, director del Programa de Alimentación Laboral (PAL), incide directamente sobre el tipo nutrientes que se necesitan.

Varios estudios comprueban que cuando un trabajador consume una dieta adecuada para su situación personal y profesional, mejora considerablemente en sus tareas diarias. Una dieta de alto valor calórico en caso de tratarse de trabajadores que dependen a fuerza física; y moderado para aquellos que desarrollan un trabajo intelectual o de menor desgaste físico.

Tipos de trabajo y necesidades

Los puestos de trabajo sedentarios englobarían a aquellas actividades profesionales que no requieren una alta ingesta de calorías. Profesionales que pasan la mayor parte del día sentadas, como personal de oficina, comerciantes o choferes.

Existen también trabajos con gran carga de estrés físico o psicológico. Si el desgaste es físico, entonces la dieta debe contener suficientes calorías para compensar la acelerada pérdida de energía durante la jornada. En esta categoría se encasillan los trabajadores de la construcción, del campo, de la industria del metal, deportistas profesionales, repartidores, etc.

Ahora, si el estrés es de tipo psicológico, las necesidades calóricas no son tan elevadas y lo verdaderamente importante en la dieta es suficiente cantidad de nutrientes que fortalezcan y mantengan controlado al sistema nervioso. Aquí se ubican personas en puestos de responsabilidad, empresarios y directivos de empresas, jefes de servicio o de grupo, gerentes, el personal que trabaja en cadenas.

También están los empleos con horarios especiales, en los que se debe adaptar al organismo a comer en horas fuera de lo normal. Aquí entran los trabajadores de la salud pública (enfermería, médicos, cuidadores, etc.), el personal de la industria química y siderúrgica o del sector de la alimentación con horarios continuos en la empresa que exigen turnos rotativos y nocturnos, como chefs, mesoneros, etc.

Finalmente se debe entender que la mayoría de los trabajadores no pueden comer alimentos cocinados en casa, bien sea porque la empresa provee los alimentos o se trata de algún servicio dedicado a la manipulación de alimentos (cocineros, mesoneros, etc.). En estos casos sería apropiado contar con conocimientos de alimentación y nutrición para poder escoger el menú más apropiado para las funciones que se realizan.

Alimentación sana en el trabajo

A continuación, José Manuel Mustafá Flores te indica algunas recomendaciones para mantener una rutina alimentaria saludable durante la semana:

  • Acostúmbrate a llevar la comida. Prepárala la noche anterior asegurándote de llevar una comida equilibrada. Puedes incorporar carne, pollo, pavo, jamón, pescado, huevos, queso bajo en grasa, un yogur desnatado y frutos secos.
  • Elige alimentos ricos en proteínas y fibra. Muchas mujeres afirman pasar hambre todo el día mientras trabajan. Este tipo de alimentos ayudan a sentirse lleno y controlar los niveles de apetito para no pasarse el día picando.
  • Prueba una fruta o vegetal nuevo cada semana. Si se elige lo mismo por rutina día tras día, puede acabar aburriendo. Prueba cosas nuevas para mantener tu interés en las comidas de diario.
  • Hidrátate. Conviene tener agua a mano para mantenerse sano. Sustituye por agua el zumo, los refrescos, el café o cual sea tu bebida habitual.
  • Defiende la iniciativa en el trabajo, animando a los directivos de tu empresa a promover unos hábitos alimentarios saludables en el entorno de trabajo. Puedes sugerir que incluyan una oferta más amplia de alimentos saludables en la cafetería de su lugar de trabajo o en las máquinas expendedoras.
Etiquetas

Te puede interesar

Close