Responsabilidad Social Empresarial

Santa Claus visitó a pequeños en la UCAB

La Fundación Yammine realizó un donativo de juguetes a los hijos de los trabajadores de la casa de estudios

Haciendo acopio de su filosofía, la Fundación Yammine extendió una mano a amiga a los trabajadores de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), ubicada en la parroquia Antímano, en Caracas, para reconocer el esfuerzo que hace la casa de estudios por el país. Así lo aseguró el coordinador de la institución, Alexander Useche.

La Fundación fue la encargada de financiar el evento de la Navidad 2017, que durante 40 años ha realizado el Sindicado de Trabajadores de la UCAB, donde empleados y familiares tienen la oportunidad de compartir a través de diferentes actividades en el marco de la época decembrina. Este sábado 16 de diciembre, los hijos de los miembros de la universidad pudieron disfrutar de la visita de Santa Claus, quien se encargó de repartir juguetes a los niños y niñas presentes y entretenerlos con sus ocurrencias.

“Es un evento muy tradicional, especialmente hecho para los niños. El trabajador está muy acostumbrado a venir, para compartir y disfrutar en un lugar rodeado de seguridad, ya que se realiza dentro de la misma universidad”, exclamó Mayra Salazar, presidente del Sindicato de Trabajadores del recinto académico, quien mostró su satisfacción debido a la gran asistencia de este año. Por su parte, el empleado Pedro López, con 29 años laborando en la UCAB y quién colaboró durante la dinámica, expresó su agradecimiento a los patrocinantes de esta edición: “Muchísimas gracias al señor Yamimne por hacer posible este acto familiar”, indicó sobre Sarkis Mohsen Yammine Leunkara, fundador del gremio, quien no pudo estar presente en el evento, pero dejó un mensaje claro de la intención de la Fundación.

Los trabajadores colaboraron durante la jornada con “Papá Noel”

“Siempre busca identificar esos proyectos que respaldan el trabajo por Venezuela, y la UCAB como tal ha hecho un buen trabajo y sobre todo por todos esos trabajadores que son la principal base de esta universidad”, indicó Useche, quien resaltó que le querían dar una alegría a los niños con la llegada de Papá Noel.

También los padres se mostraron emocionados, por un acto de generosidad que les hace olvidar los problemas que atraviesa el país. “Todo esto es muy bonito, porque se puede compartir y salir de la rutina producto de la situación económica“, expresó Sol Falcón, esposa del empleado Edgar Rivas, quien asiste anualmente con su compañera sentimental a este compartir navideño.

Por su parte, el auxiliar de biblioteca durante tres años, Luis Jiménez, dio su impresión sobre la donación de juguetes: “No tengo conocimiento sobre quien da la ayuda, pero de quien venga, muchas gracias por todo su apoyo”. Algo que es respaldado por Leyder Torrealba, con igual tiempo de antigüedad en la UCAB, y quien señaló que la jornada “ha sido maravillosa, ojalá que Dios nos siga ayudando. Estamos compartiendo en familia, a pesar de las dificultades”, añadió la bibliotecaria.

En tanto que el pequeño Keiner Cañizales de 12 años, hijo de Torrealba, soltó que está “muy alegre” por conocer a Santa Claus, y espera “que se repita”, mientras sostenía emocionado su juguete nuevo.

En la festividad sabatina, la Fundación Yammine también realizó donativos de insumos, para que los trabajadores llevaran a casa, mostrando su compromiso no solo con iniciativas culturales y deportivas, sino sociales.

La Fundación Yamimne además donó insumos a los empleados de la UCAB
Etiquetas