Venezuela elevará su producción de petróleo gracias a China

Venezuela y China suscribieron convenios en materia de energía

China considera de especial importancia la alianza con Venezuela.

Nicolás Maduro confía plenamente en la cooperación del gigante asiático. Venezuela elevará su producción de petróleo gracias a China, ya que ambos países poseen unas empresas mixtas en la Faja Petrolífera del Orinoco.

Venezuela y China suscribieron convenios en materia de energía recientemente, de acuerdo con lo declarado por el ministro Ricardo Menéndez desde el gigante asiático.

China considera de especial importancia la alianza con Venezuela, uno de los países donde ejerce mayor influencia en el continente americano. Se espera que el incremento en la producción de petróleo ronde los 325.000 barriles diarios, gracias a los esfuerzos conjuntos entre el gigante asiático y PDVSA, la estatal Petróleos de Venezuela.

Venezuela posee las mayores reservas de crudo del planeta. La Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez Frías cuenta con unos 300.000 millones de barriles de petróleo extrapesado.

Maduro afirma que Venezuela debe abandonar el rentismo petrolero para  pasar a una nueva fase de la Agenda Económica Bolivariana. Entretanto, agradece a la Corporación Nacional de Petróleos de China por las inversiones conjuntas en la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez Frías.

Empresas como Petrourica y Petrosinovensa representan la alianza de China y Venezuela en materia de petróleo. Los convenios con el gigante asiático también se centran en el sector minero y agrícola.

Venezuela se adhiere a los acuerdos de la OPEP para estimular el precio del crudo en los mercados internacionales, pero experimenta problemas internos de difícil resolución. PDVSA reduce su producción de petróleo en medio de la recesión económica del país y las posibilidades de un default o cesación de pagos.

Fuentes en materia de energía indican que la producción de petróleo de PDVSA va en caída libre, como consecuencia directa de la falta de inversión en el sector y la caída de los precios del crudo en los mercados internacionales desde septiembre del 2014.

PDVSA, a raíz de esta realidad, mantiene fuera de sus operaciones a varias instalaciones petroleras a lo largo y ancho del territorio nacional. La situación afecta incluso a las empresas mixtas conformadas en conjunto con transnacionales petroleras, donde el Estado venezolano tiene al menos un 60 por ciento de participación accionaria. El país se ha visto incluso obligado a comprar petróleo liviano a Estados Unidos para mezclarlo con el extrapesado.