Venezuela

Evita la fatiga diaria con una alimentación completa

Jose Manuel Mustafa Flores - Alimentación contra la fatiga

Doctores y científicos establecieron una conexión directa entre el agotamiento físico y la alimentación. Una mala alimentación reduce la cantidad de nutrientes que recibe el organismo, por lo tanto, su energía para garantizar la plenitud del día a día.

José Manuel Mustafa Flores, director del Programa de Alimentación Laboral, reseña que “una persona mal alimentada puede padecer alteraciones psicológicas debido a un mal funcionamiento cerebral (…) Por tanto, mejorar los hábitos en la mesa aliviará los estados de decaimiento, fatiga y desánimo”, según enfatizó Óscar Asorey, psicólogo del Instituto Superior de estudios psicológicos (ISEP Clinic) y experto en Trastornos de la Alimentación.

El agotamiento se ve reforzado por una serie de causas, como el estrés, irrespetar los horarios de las comidas y del descanso o comer grasas en exceso.

Siguiendo estas situaciones, José Manuel Mustafa te explica qué debes incluir y eliminar de tu dieta para tener vitalidad.

Jose Manuel Mustafa Flores - Alimentación contra la fatiga

  1. Reduce el consumo de alcohol y de tabaco, helados, productos de repostería y fruta en exceso, sobre todo la tropical, porque provocan altibajos importantes desde el punto de vista emocional y energético
  2. Debes tomar más hierro ya que su déficit produce debilidad y cansancio. Come carne roja, pescado, cereales, legumbres, verduras (en especial espinacas y zanahorias) y fruta (las uvas y los higos aportan más energía). Tampoco debes olvidar los minerales, especialmente el zinc, el magnesio y el potasio, necesarios para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Están en los frutos secos, las legumbres, los cereales integrales y los mariscos.
  3. Come pescado y lácteos para aumentar los niveles de serotonina. Pescados, leche y derivados, huevos, plátano y lechuga contienen triptófano, un aminoácido fundamental para el organismo. .
  4. No olvides la vitamina B. La carencia de vitaminas del grupo B, que actúan sobre el sistema nervioso y mental, puede ocasionar descensos bruscos en la energía de tu cuerpo, así que es recomendable ingerir alimentos con levadura, melón, repollo y vegetales.

Especialistas señalan que debes mantener los niveles de glucosa estables, comiendo alimentos ricos en hidratos de carbono, como pan, arroz, cereales, pasta o papas. Ingerir café, té, o alguna bebida energética, sólo te aumentará tu estado de ánimo por un par de horas, luego vuelve a decaer aceleradamente.

Etiquetas