Empresas venezolanasGerencia venezolanaVenezuela

Mauro Libi Crestani desmiente acusaciones en su contra a través de comunicado

Mauro Libi Crestani, prestigioso empresario venezolano y presidente del Grupo Libi, emitió un comunicado en el cual desmiente categóricamente las recientes acusaciones de corrupción y otros delitos que en su contra se han venido levantando a través de diversos medios de comunicación social.

Según dice el texto, ni Libi Crestani ni sus empresas tienen nada que ver con esos graves señalamientos que se han publicado. Por el contrario, asegura, se trata solo de rumores malsanos que buscan enlodar su buena reputación y trayectoria profesional, además de todos los significativos aportes que el Grupo Libi le ha dado al país en más de 25 años en materia de producción, importación, transporte, distribución, comercialización y exportación de productos.

El comunicado del empresario, además, señala que los falsos señalamientos en su contra son obra de medios de comunicación amparados por un anonimato y un enmascaramiento que hace casi imposible la legítima defensa y el derecho a réplica: “Uno de los sedicentes medios de comunicación que me adoptó como uno de sus ‘objetivos’ fue un extinto semanario que salió de circulación por haber sido acusado su dueño por la presunta comisión de delitos de Legitimación de Capitales”, aseguró Libi Crestani, agregando: “Su campaña despiadada en mi contra fue reproducida por otros sitios web, lo cual tuvo el efecto de hacer ver como proveniente de distintas fuentes lo que tuvo su origen y designio en una sola”.

Asamblea Nacional ratificó falsedad de señalamientos

Mauro Libi Crestani aprovechó su comunicado para recordar que el año pasado, en medio de otra ola de rumores desatada por unas declaraciones del Diputado Julio Montoya, él mismo se vio en la necesidad de acudir a la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional para que la misma investigara de primera mano el caso y sacara sus propias conclusiones.

Se trató de la primera oportunidad que tuve de someter, por fin, a la consideración de un órgano del estado con rango constitucional, de carácter colegiado y con facultades de investigación y potestad para emitir un pronunciamiento, las falsas afirmaciones tantas veces repetidas”, escribió el empresario.

La valiente jugada resultó positiva pues la AN investigó el caso a fondo y terminó concluyendo que ni Libi Crestani ni sus empresas estaban inmersas en delitos de ninguna naturaleza: “La resolución final concluyó que las empresas del Grupo Libi no incurrieron en ninguno de los hechos señalados en la denuncia, en virtud de lo cual se cerró la investigación. La resolución respectiva fue publicada en el sitio web de la Asamblea Nacional”, señaló un Libi Crestani que, sin embargo, cerró exhortando: “Invito a quien tenga alguna prueba de delitos o irregularidades que se nos atribuyan a mí o alguna de las empresas del grupo, a que la presente ante los organismos que considere convenientes”.

Etiquetas

Te puede interesar

Close