Fundación MIPV realizó nueva jornada de alimentación en Petare


La organización sigue empeñada en atender a los sectores más vulnerables del país en época de pandemia y confinamiento


La Caridad de Cristo nos urge, y encontramos el rostro de Dios en el del necesitado, en los ojos de los niños de nuestras comunidades que visitamos buscando la expansión de nuestro programa educativo; pero antes de llevarles el conocimiento y las herramientas que les permitan ser autosustentables, nos percatamos que tienen necesidades básicas, esperando una mano amiga que les impulse a seguir adelante y superar sus propios obstáculos. Si las necesidades básicas están cubiertas, hay entonces espacio para la formación intelectual y espiritual.

El día viernes 12 de junio, la Fundación Movimiento Integral para la Vida atendió a 150 niños de las comunidades del sector la Montañita (Vuelta del Zamuro), Barrio nuevo, callejón Aloima y la invasión La Brisa, en un compartir en el que se les brindó almuerzos y se les obsequió un cotillón.

En el compartir con ellos, nos encontramos grandes ilusiones que quieren ser llevadas a cabo algún día, deseos que si se cuenta con las condiciones propicias y factibles, no habrá límites para su realización y para el consecuente desarrollo personal de sus protagonistas.

Continuamos realizando esta labor junto a nuestro Director Presidente, Enrique Alberto Romero Domínguez, quien siempre nos conversa de la necesidad de que el Ser humano encuentre sus anhelos en la medida que sus posibilidades materiales se lo permitan, que el manejo eficiente y consciente de los recursos materiales son un requisito para poder ayudar a los más pequeños, quienes en su momento, deben recibir la inducción y la educación para que cuando sean mayores, ser productores capaces por sí mismos del sustento diario.


Le puede interesar: Niños y abuelos de Petare fueron atendidos por la Fundación MIPV


Parafraseando el antiguo proverbio oriental, enseñemos al hombre a pescar para garantizar que siempre tendrá peces, nos enseña de la importancia del propio esfuerzo, en la búsqueda del desarrollo y la autosustentabilidad que debe ser el norte de todo ser humano; las orientaciones morales de primer orden, es decir, aquellas que buscan el sustento básico del hombre, han de capacitarnos para conseguir y ayudar a conseguir. Por eso nos esforzamos en tener un escenario totalmente factible donde habiendo cubierto las necesidades básicas, podamos incluir nuestro programa educativo, de valores, de herramientas e instrumentos que permitan al ser humano la sostenibilidad y autonomía.

En esta oportunidad, nuestros queridos niños de Petare, recibieron la visita del hermano Luis Rojas, y la asistencia de los parroquianos Marián Taquiva, Johan Lezama, Fabián Aponte, Miriam Serrano, Iliana González, Elizabeth Ramos, Zulay Pacheco, Miriam Guzmán, Yenny Serrano, Kleiver Méndez, Solangel Solórzano, Yisel Calderón, David Quijada, Kimberly Godoy, José Graterol, Gabriel Vargas, Jackson Chacón, Edward Guzmán.

Seguimos adelante, brindando una mano amiga, amistad, acompañamiento, empatía y compartir de nuestros propios dones. En el Movimiento Integral para la vida, nos comprometemos con la humanidad en la búsqueda del bien común, y seguir trabajado por la expansión del reino de los cielos en la tierra. Nos debemos a los demás, como nos debemos todos.

Amigo soy, soy amigo…

(Fuente: Fundación Movimiento Integral para la Vida)