Alfamaq: Materiales sustentables, elemento ideal para fachadas únicas


Se trata de una de las partes más importantes de un hogar, y por eso es menester elegir bien el material para erigirla y cimentar la intención ecoamigable de la construcción en sí


CEOVzla.- La selección de los materiales es muy importante a la hora de construir una casa que sea sustentable, sostenible y amigable con el medio ambiente. Estos tienen que estar enfocados en generar un espacio confortable, cómodo y seguro para todos sus habitantes. Tanto los materiales como los acabados deben proporcionar beneficios como, por ejemplo, el ahorro energético, que es la característica fundamental de una construcción ecológica, ya sea en el interior como en los espacios exteriores.

Actualmente, alrededor del mundo están presentes casas y edificios que han sido edificados o remodelados empleando materiales sostenibles y ecoamigables que favorecen el ahorro de energía y el empleo de materia prima.

Una de las partes principales de una vivienda es la fachada principal, que además de aportar belleza, también ofrece protección contra fenómenos ambientales como lluvia, frío, calor y viento, y como es la única parte de la construcción que se observa desde el exterior, debe contar con materiales resistentes y que aporten un estilo único.

Los materiales tradicionales como el cemento, son altamente tóxicos debido a su fabricación, por su parte las pinturas contienen metales pesados como zinc y cromo que resultan muy perjudiciales para la salud del hombre y del ambiente, de igual manera los barnices, que derivan del petróleo, presentan compuestos tóxicos que también ocasionan daños al ser humano y al planeta. Por eso es fundamental emplear materiales ecoamigables (elementos que provienen de la naturaleza).

La Empresa Alfamaq, dirigida por Alejandro Ceballos Jiménez, propone algunas alternativas ecológicas para ser empleadas en la construcción de la fachada principal:

  • Madera natural: Cuando hablamos de madera natural nos referimos a aquella extraída directamente del árbol con técnicas totalmente ecológicas y con certificación legal. Este material es muy eficaz para revestimientos exteriores, y bastante usado por ser muy decorativo. Además, tiene un sinfín de beneficios, entre los cuales tenemos: es un excelente aislante térmico, mantiene un equilibrio higroscópico con el medio ambiente debido a su gran porosidad, tiene una buena relación resistencia-peso con respecto al acero y al hormigón.
  • Jardines verticales: Recubrir una fachada con un muro verde le proporciona a la estructura una buena protección contra los rayos solares, manteniendo la durabilidad del inmueble, también funciona como aislante tanto térmico como sonoro. La fachada verde consiste en una especie de malla en donde se coloca una capa de vegetación que crece desde la base del muro y cubre toda la pared, dando una bella apariencia natural.
  • Vidrio reciclado: Este es otro material ecoamigable que ofrece una variedad de ventajas. Aplicar una doble capa de este elemento permite crear una especie de cámara de aire entre el revestimiento y el muro, lo que le otorga a la construcción una barrera que la protege de algunas condiciones climáticas exigentes.
  • El Deck: Los arquitectos apuestan por este material ecoamigable que tiene la ventaja de ser muy versátil a la hora de colocarlo en las fachadas externas, también permite que la humedad no afecte al inmueble. Además, da un toque de frescura al interior de la casa, ya que es resistente a los rayos ultravioleta.

Lea también: Alfamaq: 3 tendencias industriales en materia de construcción


  • Placa metálica: Este material está compuesto de 70% de fibras de madera que provienen de árboles extraídos de bosques sustentables. Esta es una opción muy rentable para ser colocada en fachadas principales, ya que es de fácil limpieza, no acumula polvo y no resulta afectada por la humedad. Además, da un toque moderno a la construcción.
  • Fachada ventilada fotovoltaica: Este revestimiento ofrece una alta resistencia a los ruidos fuertes y a los cambios bruscos de temperatura. Es un gran acumulador de energía solar, por lo que permite la producción de electricidad ecológica, llamada también energía limpia, lo que permite un ahorro significativo en los sistemas de climatización.
  • Piedra natural: La piedra natural o caliza da un toque de elegancia a la construcción. No solo es una buena opción por su estética, sino también porque absorbe eficazmente la radiación solar, lo que contribuye a una disminución en el consumo de energía eléctrica.

Los materiales ecológicos empleados para revestir fachadas exteriores son muy versátiles, todos garantizan empatía con el medio ambiente y con las personas que habitan la edificación.

(Fuente: Empresa Alfamaq)