Empresas venezolanas

Panadería El Ávila, cuando la migración se convierte en emprendimiento

La familia de la caraqueña Jenny Bohórquez es una prueba de lo cercanas que son la cultura colombiana y la venezolana. Sus costumbres y forma de ver el mundo son el resultado de vivir la migración en dos vías, y su panadería El Ávila es la prueba de ello.

Poco a poco lograron posicionarla teniendo por toque diferencial usar los hornos del pan en función de preparar cuatro productos de panadería famosos en Venezuela.

Fue así como nació El Ávila, lugar que lleva ese nombre en honor de la formación montañosa del tradicional cerro al norte de Caracas. El sitio ha logrado convertirse en un espacio donde los comensales pueden disfrutar de los aromas y los variados sabores del pan venezolano.

Abogada y administradora de seguros, con amplia experiencia en el área financiera, Jenny Bohórquez tenía su vida armada en Caracas. En 2013 arrancó a estudiar cocina con el Grupo Académico Panadero y Pastelero, GAPP, de Venezuela.  Años después terminaría buscando un nuevo futuro modernizando la panadería de su papá en Colombia.

Con información El Nacional

Etiquetas