El programa Cero Residuos evita que desperdicios lleguen al relleno sanitario

La empresa Bacardí tiene tres instalaciones en México, una en Tultitlán, Estado de México; La Galarza, Puebla, y Arandas, en Jalisco; tiene un acuerdo con una compañía para que suministre energía eléctrica, generada de fuentes naturales, especialmente eólica, por lo cual, 95% de la energía que utilizan las plantas es generada con energía eólica, así lo dio a conocer el director de Operaciones de Bacardí México, Juan Piñera.

30 hectáreas comprenden la planta de Bacardí Tultitlán, Estado de México, en la cual destacan dos grandes monumentos a la arquitectura moderna, uno de los edificios fue diseñado por Félix Candela y se construyó en dos fases: la primera de 1958 a 1960 y la segunda en 1971, simples, minimalistas y con una vasta historia que contar.

El otro edificio lo diseño Ludwig Mies van der Rohe, quien hizo el edificio administrativo. La descripción de la estructura es sencilla, tal cual como es la planta, rectangular con 8 metros de altura distribuidas en primero y segundo piso, es plano, con 52 metros de largo y 27 metros de ancho. Dentro de él podemos ver parte de la historia de la marca del murciélago, que tiene presencia en 176 países.

El director de Asuntos Corporativos de Bacardí, Carlos Felici, destacó el cuidado del ambiente,por lo que laempresa fue reconocida con el galardón de Empresa Socialmente Responsable por quinto año consecutivo, otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), debido a su compromiso con el cuidado al medio ambiente y a sus prácticas sustentables.