Responsabilidad Social EmpresarialRSE

El Movimiento Integral para la Vida nace para llevar ayuda y esperanza a las futuras generaciones

Con el trabajo articulado de comunidades, y el apoyo de entes eclesiásticos, la ONG lleva herramientas académicas e insumos a las comunidades más vulnerables del estado Anzoátegui


Con el objetivo de atender las necesidades sociales, familiares o escolares de los niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo surge la fundación Movimiento Integral para la Vida (MIPV) en la localidad de Lecherías, estado Anzoátegui.

A través de estrategias educativas y el aporte de materiales, herramientas académicas, espirituales y emocionales, la ONG trabaja para inspirar a miles de niños y jóvenes a tomar conciencia de su entorno para que logren salir de la pobreza.

La fundación, además, ofrece apoyo humano necesario para que todos logren vencer sus obstáculos, superarse personalmente y alcanzar un crecimiento profesional con su propio esfuerzo.

El Movimiento Integral para la Vida también busca convenios con centros de acopio y entes eclesiásticos en las parroquias populares de la zona para asegurar que los beneficios lleguen de forma directa a quienes más los necesitan.

“Estos ministerios parroquiales tienen el mayor trabajo mediador de la labor filantrópica de la institución”, señala el portal web de la organización que dirige Enrique Alberto Romero Domínguez.

Entre las tareas que se desarrollan se encuentran:

  • Mantener contacto directo con la comunidad y sus necesidades.
  • Educarlos para su integración social progresiva.
  • Hacer donaciones que sean capaces de paliar sus necesidades básicas.
  • Brindarles herramientas en las esferas psicológica y académica, que les permitan reestructurar su historia de vida hacia un estado óptimo de bienestar social.
  • Proyectar un plan de acción a partir de sus realidades y necesidades, de forma personalizada y con el acompañamiento de especialistas que los ayuden a encaminar sus historias de vida personales, con el crecimiento del colectivo en consecuencia.

Para el MIPV los valores y principios son la base de toda sociedad y mantienen la firme creencia de que esto debe impartirse en casa, pues es allí donde nacen las nuevas generaciones, y entre todos podemos transformar la vida de los más vulnerables y llevarles un mensaje de esperanza de cara al futuro.

Etiquetas