Responsabilidad Social Empresarial

Fundación Yammine llevó sonrisas a niños de la casa hogar “Mi Casita”

El albergue atiende a los pacientes de la Fundación Amigos del Niño con Cáncer, donde reciben toda la ayuda que necesitan durante cualquier tratamiento oncológico que estén llevando


La Fundación Yammine, a través de su programa de acción “Mano Solidaria”, llevó una jornada de alegría, sonrisas y mucha energía positiva a los niños que hacen vida en el albergue “Mi Casita”, en un trabajo conjunto con la Fundación Amigos del Niño con Cáncer.

En la jornada participaron cerca de 40 niños, con sus padres y representantes, quienes pudieron disfrutar de bailes, juegos y alegría junto a algunas de las princesas de Disney y uno de los superhéroes más queridos: El Hombre Araña.

“Se buscó cambiar la dinámica y alegrar un poco el día de los niños que están en una difícil lucha. Les llevamos algunos superhéroes y princesas, refrigerios y jugos para cambiar la tarde de estos niños”, dijo Alexander Useche, coordinador de la Fundación Yammine.

Sarkis Yammine, vocero de la Fundación Yammine, anunció que gracias a la alianza institucional con la Fundación Amigos del Niño con Cáncer, ambas organizaciones realizarán jornadas bimestrales, en las cuales no sólo se realizarán actividades recreativas, sino también aportes económicos, como el patrocinio de exámenes médicos a los niños cuyas familias no posean los recursos para hacerlos.

“La idea de estas jornadas es cambiar la dinámica, mejorar el entorno, darles una experiencia de vida a los niños para que tengan un impulso anímico en esta difícil lucha que emprenden contra esta peligrosa enfermedad”, comentó.

Amigos del Niño con Cáncer

Durante 35 años, la Fundación Amigos del Niño con Cáncer se ha ocupado de ayudar a más de 7 mil niños entre los 0 y los 18 años afectados por este padecimiento, aplicando un abordaje integral para asegurar el bienestar y su positiva evolución.

Esta ONG ha apoyado a estos niños y jóvenes con el suministro de medicamentos antineoplásicas y de soporte, realización de tomografías, resonancias, gammagramas óseos, catéteres, exámenes especiales, alojamiento, cobijo y alimentación en el Albergue Mi Casita, transporte diario a los centros hospitalarios y a los lugares de origen de los pacientes, prótesis, farmacia, apoyo nutricional, psicológico extensivo al grupo familiar, actividades recreativas, educativas y formativas.

Los pacientes, que provienen de toda Venezuela, son referidos por los hospitales J. M. de los Ríos, Oncológico Luis Razetti, Universitario de Caracas, Magallanes de Catia, Pediátrico Elías Toro, Domingo Luciani, Pérez Carreño, Central de Valencia, Central de Maracay y San Juan de Los Morros, entre otros.

Etiquetas