Faseolamina, el aliado ideal para eliminar la grasa


Esta proteína natural, la cual es proveniente de las judías, habichuelas o frijoles blancos, impide que los carbohidratos ingeridos se absorban, anulando de esa forma lo que es su aporte calórico y coadyuvando a que el organismo se mantenga más sano


CEOVzla.- Las personas que comienzan una dieta para perder peso siempre se encuentran con la dificultad de eliminar de sus comidas los alimentos compuestos por carbohidratos complejos, como la pasta, el arroz o los cereales.

Los carbohidratos están compuestos de moléculas de azúcar que crean complejas cadenas y se convierten en glucosa usada por el cuerpo como energía. Esta glucosa es utilizada por el organismo, pero aquella que no se utiliza y no se desecha se almacena en el hígado y los músculos en forma de glucógeno para su uso posterior, como una especie de reserva para el cuerpo.

Como resultado, el exceso de energía se acumula y termina formando nódulos adiposos que el cuerpo guarda para futuras épocas de carencia energética o tiempos de vacas flacas. Por ello, una dieta buscará eliminar de la alimentación todo aquello que supone un consumo excesivo de energía, de excedentes que no se utilizan, entre ellos los almidones o hidratos de carbono y que no se formen reservas energéticas en forma de grasas.

Sin embargo, hay alimentos que trabajan inhibiendo la producción de estas reservas de grasa. Tal es el caso de las judías o frijoles, pertenecientes a la especie Phaseolus vulgaris, de la familia Fabaceae, que encierran la proteína llamada faseolamina.

La faseolamina impide que los carbohidratos ingeridos se absorban y que, por tal razón, se anule su aporte calórico. Algunos estudios señalan que la faseolamina llega a reducir las calorías que proceden del almidón hasta en un 66%.

¿Qué es la faseolamina?

La faseolamina es natural y se obtiene con la molienda, el drenaje y el filtrado de las judías, habichuelas o frijoles. Es un producto que ayuda a bloquear los carbohidratos y a reducir el volumen calórico de algunos alimentos. Por lo tanto, es una proteína bioactiva que se usa como complemento en los planes para controlar el peso.

Esta proviene del extracto de las judías blancas o frijoles blancos y tiene la propiedad de inhibir la enzima alfa-amilasa, capaz de disminuir la absorción de carbohidratos complejos. Algunos estudios acerca de la absorción de harinas y almidones revelan que esta sustancia reduce la absorción de las calorías de los carbohidratos complejos, aunque los resultados varían en cada organismo.

¿Cómo consumir la faseolamina?

Siempre será recomendable el consumo de la faseolamina dentro de una dieta equilibrada y variada para que logre los efectos que se buscan, es decir la pérdida del peso indeseado. Por supuesto, esto quiere decir que en la dieta que se siga no debe haber excesos de alimentos ricos en carbohidratos complejos.

La faseolamina debe ser usada como una aliada más en un proceso de hábitos alimenticios saludables, que limiten la presencia de alimentos grasos, con mucho almidón y calorías. Los estudios indican que, por lo general, hay una buena tolerancia hacia la faseolamina, aunque algunas personas presentan un exceso de gases.


Lea también: Dieta saludable ayuda a combatir el COVID-19


Por otra parte, se ha comprobado que la dosis recomendada para obtener buenos resultados oscila entre 500 y 1500 miligramos antes de la ingesta de alimentos ricos en almidón. Los nutricionistas señalan que lo más saludable es moderar la ingesta de carbohidratos antes de recurrir a los suplementos, pues es erróneo pensar que se puede comer cualquier cosa y luego corregir los problemas ocasionados con una dieta adicional.

En las dosis indicadas, la faseolamina es segura en la mayoría de los individuos, pero por precaución no se recomienda su uso en mujeres embarazadas o en período de lactancia, como tampoco en niños o pacientes con trastornos hepáticos o renales, debido a la falta de información de seguridad establecida.

De igual manera, no se recomienda su consumo entre personas que emplean otras sustancias para bajar de peso o entre las personas diabéticas que ingieren hipoglucemiantes.

Fabrizio Della Polla