ArtículoInnovaciónTecnologia

Proceso para convertir agua de mar en potable en 30 minutos es desarrollado en Australia

Un grupo de investigadores de la Universidad de Monash (Australia) logró transformar agua de mar en agua potable en solo 30 minutos y utilizando marcos de metal-orgánicos, además de luz solar. Esto representa un gran avance en comparación con los procesos de desalinización utilizados hasta ahora pues se trata de una técnica más sostenible.

“Los investigadores no solo pudieron filtrar partículas dañinas del agua y generar 139,5 litros de agua limpia por kilogramo de MOF por día. Sino que también realizaron esta tarea con más energía de manera eficiente que las prácticas actuales de desalación”, reseñó a ABC el líder de esta iniciativa, Huanting Wang, del Departamento de Ingeniería Química de la mencionada universidad australiana.

Wang destacó que este trabajo abre una nueva modalidad para el diseño de materiales para la desalinización y para purificación de agua, energéticamente eficiente y sostenible. “Los procesos de desalinización térmica por evaporación consumen mucha energía. Y otras tecnologías, como la ósmosis inversa, tienen varios inconvenientes, incluido el alto consumo de energía y el uso de productos químicos en la limpieza y decloración de membranas”, explicó, agregando: “En cambio, la luz solar es la fuente de energía más abundante y renovable en la Tierra”.

“Nuestro desarrollo de un nuevo proceso de desalinización por absorción mediante el uso de la luz solar para la regeneración proporciona una solución de desalinización eficiente en cuanto a la energía y sostenible desde el punto de vista ambiental”, siguió.


Lea también: Crean wearable biométrico de lápiz y papel que monitoriza diversas condiciones físicas


Las estructuras metalorgánicas son compuestos que consisten en iones metálicos, los cuales forman un material cristalino con la mayor superficie de cualquier material conocido. “El equipo de investigación creó un MOF dedicado llamado PSP-MIL-53. Esto se sintetizó mediante la introducción de poli acrilato de espiropirano en los poros de MIL-53, un MOF especializado conocido por sus efectos respiratorios y transiciones sobre la adsorción de moléculas como agua y dióxido de carbono”, explicó.

El trabajo confirmó que ese material podía producir 139,5 litros de agua dulce por kilogramo de MOF, con un bajo consumo de energía.

Etiquetas