Lanzamiento de productos

Podrán sacar energía de la basura plástica no biodegradable, con una nueva tecnología

Un grupo de científicos que se han dedicado a estudiar en China, han diseñado una manera ecológica de convertir los desechos plásticos no biodegradables en una fuente de energía renovable.

Tras una serie de experimentos de laboratorio, lograron descubrir que podían descomponer la basura plástica hasta obtener ácido fórmico: un compuesto químico que puede ser útil para generar electricidad en centrales térmicas y en automóviles. Con este gran descubrimiento y por medio de un proceso “totalmente renovable” pretenden reducir la contaminación de los océanos y las emisiones atmosféricas de dióxido de carbono.

El metal que escogieron para hacer posible esa transformación, fue el vanadio que, según detalla un comunicado emitido el 11 de diciembre por la Universidad Tecnológica de Nanyang, es un metal asequible que a menudo incluyen las aleaciones de acero y que no perjudica al medio ambiente.

El vanadio se disuelve en una solución que contiene el plástico triturado y juntos se exponen a la luz solar (artificial en condiciones de laboratorio). De esta manera se rompen los enlaces carbono-carbono dentro del plástico y comienza su conversión en ácido fórmico.

“El primer proceso reportado que puede descomponer completamente un plástico no biodegradable, como es el polietileno, usando luz visible y un catalizador que no contiene metales pesados“, dice el director del proyecto, Soo Han Sen, refiriéndose a su descubrimiento.

El investigador admite que hasta ahora solo han podido convertir pequeñas cantidades de plástico en ácido fórmico y que reproducir el mismo proceso a gran escala todavía representa un gran desafío.

Etiquetas