Pilperca: Distribuidor Altamira y su contribución al desarrollo capitalino en los 80


La construcción de esta importante solución vial dio paso a varias ampliaciones de distintas avenidas del sector y de la mismísima Autopista Francisco Fajardo


CEOVzla.- Pilperca, empresa de ingeniería y construcción venezolana dirigida por Claudio Antonio Ramírez Soto, tiene al Distribuidor Altamira, ubicado en la autopista Francisco Fajardo (Caracas), como uno de sus mayores y más representativos logros como firma dedicada al desarrollo y evolución de la infraestructura nacional.

La construcción de esta solución vial inició en 1986 como parte de la ampliación de la Autopista Francisco Fajardo. Al inicio del proyecto fue necesario el levantamiento de dos puentes paralelos al existente para no interrumpir el tránsito vehicular tras la demolición de la antigua estructura.

Luego vino la complexión de las rampas de acceso: Pilperca construyó las 4 rampas al distribuidor para los movimientos tanto de incorporación como desincorporación a la autopista en sentido Norte-Sur y Este-Oeste. El Distribuidor está constituido por siete rampas a desnivel, de las cuales tres son con movimientos directos, dos con movimientos semidirectos, y dos con movimientos indirectos.

Los dos puentes paralelos constan cada uno de 3 canales. Uno permite el movimiento de los vehículos a la Av. Luis Roche de Altamira, y el otro conecta la Av. San Juan Bosco. Adicionalmente la construcción del distribuidor permitió la conexión con la autopista Francisco Fajardo desde la Av. Libertador, así como acceder directamente desde la Av. San Juan Bosco hacia la autopista.

Como parte del proyecto se amplió la Av. Luis Roche, la cual pasó de ser una vía de doble sentido con una isla central a una de 4 canales en sentido Norte. También se incluyo la recuperación de la Av. San Juan Bosco, sentido Sur, hacia la autopista.


Lea también: Pilperca: 61 años ayudando al desarrollo y modernización de la infraestructura de Venezuela


Detalles

El objetivo del diseño estructural de los puentes del Distribuidor Altamira era lograr una luz libre de 45m de manera que la ampliación de la autopista no tuviera ningún obstáculo en su recorrido y no tuviese pila intermedia. Para esto el Ingeniero José Capobianco diseñó una viga de 38m que se uniría con un volado de 3m de longitud que sale de cada estribo del puente que permitiría que cada viga prefabricada postensada se apoyara en el volado y luego esta viga fuese unida a los estribos con un postensado longitudinal que iría desde un estribo al otro pasando por el volado y pasando por la viga, uniendo todos estos elementos para convertirlo en un elemento estructural postensado. Esto permitió tener un puente de 45m de longitud de luz libre sin pila intermedia y con un ancho de puente de 14m de longitud cada uno.

Esta obra se ejecutó en dos años, y fue inaugurada en 1988. En la construcción participaron más de 80 trabajadores especializados en la construcción de puentes. El Ingeniero Residente fue en una primera etapa Clemente Brito, y en la segunda etapa el Ingeniero Claudio Ramírez Corredor, fundador de Pilperca en 1959.

En este proyecto también participaron dos grandes Maestros General de Obra: José Seijas, quien trabajó en Pilperca durante más de 40 años, siendo especialista en la construcción de Puentes, y quien tuvo a su cargo obras emblemáticas a lo largo de la trayectoria en la empresa; y Cándido Useche, quien laboró en la firma por más de 35 años.

(Fuente: Pilperca)