Pilperca y el Viaducto Caracol, una obra que contribuyó al desarrollo de Mérida


Se trata de una impresionante solución vial levantada en los años 90 que no ha hecho más que llevar movilidad, progreso social, avance económico y muchos beneficios a una zona del país tan importante y estratégica


CEOVzla.- Pilperca, empresa de ingeniería y construcción venezolana dirigida por Claudio Antonio Ramírez Soto y que tiene más de seis décadas contribuyendo a la evolución de la infraestructura del país, siente un gran orgullo por los innumerables proyectos que ha sacado adelante a lo largo de estos años, como por ejemplo el Viaducto El Caracol en el estado Mérida.

Ubicada entre la carretera Estanques-El Vigía, esta impresionante obra empezó a construirse en el periodo 1990 y 1993 como una nueva parte de la Carretera Panamericana de los Andes Venezolanos que buscaba brindar una solución de movilidad a los habitantes de toda esa amplia zona.

La estructura está hecha en concreto armado bordeando el Río Chama, y está compuesta por 10 tramos de 33 metros (o sea 330 metros de longitud total o, lo que es lo mismo, el más largo de la Panamericana), con cada uno de esos tramos conformados por 10 vigas postensadas las cuales fueron fabricadas en sitio.


Lea también: Pilperca: 61 años ayudando al desarrollo y modernización de la infraestructura de Venezuela


El Viaducto El Caracol, que por cierto consta de dos canales por sentido más hombrillo, fue inaugurado en 1997 y, desde entonces, ha traído múltiples beneficios socioeconómicos tanto en el sector turístico como en el sector comercial, permitiéndole además a la gente ahorrar tiempo en tráfico.

Por el largo puente transitan más de 150 mil vehículos diarios, especialmente los de carga pesada que transportan insumos tan importantes como alimentos, ganado, productos de agricultura y de cualquier industria en el occidente del país.

El mejor equipo

El Viaducto El Caracol fue diseñado por el Ingeniero Rosendo Camargo. Durante su construcción participaron más de 120 trabajadores locales bajo las directrices del Ingeniero Civil Claudio Ramírez Corredor (Ingeniero Residente de la obra y fundador de Pilperca en 1959) y de José María Seijas (experto en puentes que trabajó en la empresa por 40 años y que acá fungió como Maestro General de Obra).

(Fuente: Pilperca.com)