RSE

Mercedes benz materializa el lujo y la responsabilidad social

En la película Avatar la concepción de equilibrio, la película de James Cameron, la cercanía con el entorno y los seres que habitaban este espacio era mantener una simbiosis de recursos en la que se aportaba al ambiente, pero también se aprovechaba de él.

En la realidad las cosas cambian y es que en la actualidad hay problemas de cambio climático y explotación de recursos naturales graves. Ante esto, el aporte de cada empresa y sector empresarial es fundamental. Mercedes Benz lanzó Vision AVTR , un auto que además de contar con una batería impulsada por energía eléctrica, cien por ciento hecha de productos reciclados, se complementa con un diseño innovador en el que los materiales, tanto externos como al interior, son “conscientes” ambientalmente.

Sus asientos son de piel vegana, el piso está decorado con Karuun, una madera proveniente de Indonesia que crece muy rápido, por lo que no afecta la deforestación. Los materiales de la batería están basados en células orgánicas a base de grafeno, libre de tierras raras y de metales. De esta forma, la movilidad eléctrica se vuelve independiente de los recursos fósiles.

“Estamos inspirados en el mundo de Pandora y ante este concepto lo que buscamos es que no se explote a la naturaleza. Queremos crear productos fascinantes, pero que al mismo tiempo tengan el menor impacto al medioambiente. Además queremos que los productos sean seguros, que brinden lujo, pero que el lujo vaya más allá y se vuelva un lujo de cercanía con la naturaleza” indicó Bettina Fetzer, vicepresidenta de mercadotecnia en Mercedes Benz.

La empresa quiere anticiparse a las necesidades de los clientes y crear un ambiente inmersivo dentro del coche y convertirlo en casi un ser ‘viviente’, pues tiene 33 “flaps biónicos” que se asemejan a las escamas de un reptil, para reforzar la idea de que el vehículo es un organismo.

Etiquetas